En el siglo XXI la sociedad comenzó a experimentar cambios. Una transformación tecnológica que suponía retos de cara al futuro. Un porvenir marcado por el uso de unos dispositivos desconocidos, extraños que algunos miraban con recelo. La adaptación no fue fácil para la sociedad. La potencia con la que se globalizó el uso de internet supuso un cambio a gran escala. El Palacio de Congresos de València, consciente de este desafío, se ha equipado con los medios más apropiados y, a través del perfeccionamiento de sus infraestructuras, los clientes pueden encontrar en él la tecnología más avanzada y compartir información a tiempo real durante los eventos. La mejora de la conectividad inalámbrica, es el eje de esta iniciativa, gracias a la cual se dispone actualmente, de wifi para más de 3.000 dispositivos, con 48 puntos de acceso y una red de fibra óptica de 10GB con tomas con cableado CAT6.
             
Pero el Palacio de Congresos de València suma y sigue. El edificio continúa impecable a sus ganas por mejorar, por superarse y dominar los cambios que llegan para quedarse. Transformando nuestros hábitos para evolucionar con el tiempo, y convertirse en lo que hoy es, un edificio congresual con la última tecnología y los mejores profesionales, un contenedor de sensaciones donde el asistente pasa de ser un mero espectador a convertirse en partícipe de experiencias únicas. #20AñosConstruyendoJuntos.
Compártelo: