Háblanos de tus eventos…
             
Cuando me preguntan qué tipos de eventos organizamos en Schindler, una de las empresas líderes en el sector del transporte vertical (ascensores y escaleras mecánicas), echo la vista atrás y cientos de recuerdos van llegando a mi cabeza. Algunos incluso me emocionan y, dependiendo del interés que tengas en el tema, puedo llegar a aburrirte con mil historias o a contagiarte mi entusiasmo. Y es que son ya muchos años de experiencia, y de maletas arriba y abajo.
             
En Schindler hacemos eventos para los clientes, para los prescriptores, responsabilidad social corporativa… nada nuevo que mis colegas no conozcan. Pero, si hay uno del cual nos sentimos muy orgullosos y que, en España ya hemos podido celebrar en tres ocasiones, es el evento en el que conmemoramos los “Cinco años sin accidentes”.
             
Se trata de un encuentro realmente especial para Schindler, una compañía que basa en la seguridad de sus trabajadores y usuarios su razón de ser, ya que celebramos que todos los empleados de Schindler de la zona no han sufrido ningún accidente en cinco años. El hecho en si ya es todo un orgullo pero si tenemos en cuenta que aprovechamos la ocasión para celebrarlo conjuntamente con la Fundación Adecco, con la presencia de un grupo de personas con discapacidad, es doblemente enriquecedor.
             
¿Tu mayor reto?
             
Lo tengo muy claro: “dormir”. Es inevitable no despertarse a media noche, con la mayor de las pesadillas: “has montado el evento en otra ciudad”, “no van a asistir los invitados”… Los event managers disponemos de plantillas de trabajo en las que se detallan minuciosamente todos los pasos a seguir personalizados para cada evento. No solo disponemos del “plan A”, sino que tenemos también el “plan B”. ¿Por qué entonces no desconectamos y estamos tranquilos? Porque es una responsabilidad que “engancha” y te hace estar alerta en todo momento. Hay que llevarlo perfectamente atado porque los imprevistos vienen solos. Por ello, es tan importante no solo la organización del mismo, sino ir de la mano de los mejores. Tú solo no puedes hacerlo, es imprescindible la integración de muchos partners y sobre todo, que vayamos muy coordinados. Si lo consigues, no solo lo das todo, sino que disfrutas de cada momento, entrégate a los tuyos, a tus proveedores y a tus asistentes, y el retorno será mucho mayor.
             
Cada evento tiene que ser diferente, pero ¿cómo conseguirlo? A veces, se trata del mismo público y repiten año tras año. Hay que trabajar muy duro para que las mejores y más novedosas ideas vayan surgiendo. Si tienes claro el objetivo, acabas armando el puzle, y si lo haces con suficiente antelación, lo puedes ir perfeccionando. Me encanta cuando estoy relajada y centrada en otras cosas, y de pronto… ¡boom! Viene la idea.
             
Dinos algo de la EMA…
             
Quiero agradecer a la asociación todas las actividades, estudios, nuevas tecnologías y noticias que nos ofrece, ya que el intercambio de conocimiento y experiencias nos permiten crecer en nuestro sector.
Compártelo: