Como ya es tradición, el comienzo de año ha venido acompañado de la celebración en Madrid de FITUR, la Feria Internacional de Turismo, una de las más importantes del mundo, donde cada expositor ha presentado sus novedades de cara al 2019. En este encuentro ha vuelto a tener un lugar importante el turismo MICE, acrónimo que recibe el turismo de reuniones, incentivos, congresos y eventos, que se confirma como una alternativa cada vez más potente para el viajero.
             
La cadena Hoteles Santos, siempre a la vanguardia, cuenta con un catálogo de doce establecimientos que ofrecen todas las prestaciones que el viajero de negocios necesita. Entre ellos, destacan el Gran Hotel Miramar y el Hotel Santos Porta Fira situados, además, en dos enclaves excepcionales como son Málaga y Barcelona.
             

             
Convertido en el primer establecimiento de Hoteles Santos en Málaga, el Gran Hotel Miramar 5*, un imponente palacio construido hace casi cien años ubicado frente a la playa de La Malagueta, ha recuperado tras su remodelación el esplendor con el que fue creado, para devolver a la ciudad de la Costa del Sol el lujo y la exclusividad.
             
De esta manera, con solo dos años de vida, se ha consolidado ya como un referente de primer nivel en calidad y satisfacción en la ciudad de Málaga, tanto para visitantes nacionales e internacionales, como para la organización de todo tipo de eventos y encuentros, profesionales y sociales, gracias a sus 1200 m2 de diversos espacios de reunión, entre los que se encuentran los majestuosos salones reales, con capacidad todos ellos para hasta 700 personas.
             

             
El hotel cuenta, asimismo, con 9.000 metros cuadrados de zonas ajardinadas con árboles centenarios, ideales para pasear y desconectar tras una larga jornada de trabajo, piscina exterior y el SPA by ®Sisley, dotado de un exclusivo circuito termal y diferentes cabinas en las que recibir tratamientos faciales y corporales, masajes o rituales personalizados; además de parking privado con servicio de aparcacoches.
             

             
En el apartado gastronómico, el hotel cuenta con un total de cinco restaurantes. Entre ellos, el Restaurante Príncipe de Asturias, comandado por el chef Diego Nicás, que destaca por su apuesta por la cocina del más alto nivel, o su terraza con vistas al mar y al paseo marítimo. Para acabar el día tomando una copa, su terraza chill out Media Luna resulta idónea. Ubicada en la séptima planta, este lugar se ha convertido en un exquisito punto de encuentro donde degustar un combinado mientras se disfruta de las vistas espectaculares sobre la bahía de Málaga.
             
Un hotel con ambiente cosmopolita
             
En Barcelona, ubicado en un imponente edificio de 110 metros de altura y 24 plantas, imitando a una inmensa flor de loto, obra del prestigioso arquitecto japonés Toyo Ito, se erige el Hotel Santos Porta Fira 4* Superior. Con un ambiente urbano, cosmopolita e internacional, este establecimiento ofrece una experiencia exclusiva en la Ciudad Condal y se alza como uno de los espacios más codiciados para celebrar un evento de éxito. A su atractiva estética se suma su estratégica situación para el mundo de los negocios ya que se encuentra muy bien conectado con el aeropuerto, el recinto de Fira Gran Vía y con el centro de la ciudad.
             

             
Este hotel de la cadena Santos brinda un total de 24 espacios perfectos para cualquier clase de acto, ofreciendo una superficie de más de 2.000 metros cuadrados dedicados a reuniones y eventos, asistidos por un equipo humano especialista en el segmento MICE. Destaca el Salón Las Arenas, panelable y con capacidad para acoger hasta 750 personas. Espacios insonorizados, con excelente acústica, luz natural y, algunos, con acceso directo al jardín.
             
En el interior del hotel encontramos el Restaurante Spiral, que constituye el principal foco gastronómico del Hotel Santos Porta Fira. Con un entorno íntimo y acogedor ofrece propuestas basadas en la cocina internacional y creativa y, además, los más pequeños cuentan con una carta adaptada a sus necesidades y gustos. Un restaurante que se ha convertido en una referencia gastronómica de primer nivel, tanto para los alojados en el hotel como para los habitantes de la ciudad.
             

             
Asimismo, el Wellness Center hace de este establecimiento un lugar donde poder descansar y relajarse a la par que disfrutar de la Ciudad Condal. Wellness Center no es un gimnasio sin más. Aquí los huéspedes podrán disfrutar de la relajación con una dulce sesión de sauna o mimando su cuerpo con alguna de las cabinas de tratamiento que se encuentran en la planta 17.
             
Sin duda, Gran Hotel Miramar y Hotel Santos Porta Fira son dos magníficas elecciones de cara a la realización de eventos y congresos. Dos establecimientos de lujo, con instalaciones totalmente equipadas y una excelente oferta gastronómica y de ocio.
Compártelo: