El Kraken, capitaneado por la chef Lara Rodriguez, ofrece un estilo entre industrial y colonial que mezcla elementos rústicos con un toque de elegancia y funcionalidad. Moderno con un aire nostálgico, en él los protagonistas son los colores cálidos en tonos tierra y marrones combinados con otros neutros como el negro, el beige o el gris. Predominan la madera y los materiales naturales acompañados de escogidas piezas de mobiliario vintage.
             

             
Situado en la segunda planta del edificio con acceso libre desde la calle, ofrece una terraza con las mejores vistas a la Playa de Poniente y al Puerto Deportivo.
             
Preside el espacio una gran cocina abierta que permite a los comensales deleitar a partes iguales la vista y el paladar. Todos los platos se elaboran con productos de primera calidad, muchos de kilómetro 0 o incluso del huerto urbano del acuario, escogidos con mimo por la chef Lara Rodriguez y su equipo de cocineros. Su carta es el resultado de una cocina que fusiona la asturiana y la de autor, donde los ingredientes se mezclan creativamente dando lugar a recetas que se mueven entre la tradición y la vanguardia.
             
El nuevo equipo de cocina da también soporte a los eventos que elijan para su celebración las distintas opciones que permite el Acuario una vez cerrado al público: exclusivas cenas “bajo el mar” o cócteles a lo largo del recorrido.
             
Compártelo: