Sería imposible escribir la historia moderna de Madrid ni dibujar la silueta de la ciudad sin él: testigo impertérrito de su tiempo, símbolo de la principal arteria de la capital, el edificio Carrión ha acogido los mejores estrenos cinematográficos y, desde hace 14 años, a los huéspedes de Vincci Capitol 4*, uno de los buques insignia de Vincci Hoteles. Coincidiendo con su 85 aniversario todos los secretos de este emblemático edificio verán la luz durante exclusivas visitas guiadas que permitirán un recorrido por su historia. Además, el establecimiento ha creado una propuesta gastronómica especial, un menú degustación 85 aniversario, que se podrá encontrar en  su Capitol Bar&Lounge durante los próximos meses. 


             
Estas visitas para clientes alojados se desarrollarán los primeros viernes de cada mes, y comenzarán el próximo viernes 2 de noviembre.  Durante la misma, se podrán ver algunos de los planos originales del proyecto original de Martínez-Feduchi y Eced; conocer el patio racionalista que conserva, uno de los pocos que quedan en Madrid; visitar una de las habitaciones que hay detrás del popular cartel de Schweppes; recorrer sus dos terrazas, con privilegiadas vistas una a Gran Vía y otra al Madrid de los Austrias; o descubrir las múltiples referencias al mundo del cine que se encuentran en el hotel. Sin duda, una experiencia única para aquellos que decidan alojarse en este símbolo del Madrid más contemporáneo.
             
Además, Vincci Capitol 4* ha creado con motivo de esta fecha un menú degustación 85 aniversario con el que todo el mundo podrá deleitarse en su Capitol Bar&Lounge en los próximos meses junto con su carta de otoño-invierno. Este menú está inspirado en la vinculación del establecimiento con el séptimo arte para ser degustado en este espacio con unas vistas inigualables a la Gran Vía y sentirse así como una auténtica estrella de cine.
             
 Vincci Capitol 4*, un edificio con mucha historia
             
Desde sus inicios, Vincci Hoteles ha adoptado el compromiso por devolver, en ciudades europeas, edificios arquitectónicos que han caído en desuso para dotarlos de vida y volver a integrarlos en la ciudad. Por ello, cuenta en su portfolio con distintos establecimientos de estas características que además, poseen elementos propios del lugar en el que se ubican, lo que permite al huésped vivir la ciudad desde el propio hotel.
             
Este es el caso de Vincci Capitol 4*, edificio emblemático de la arquitectura civil madrileña “Art Déco”. El inmueble representa para la capital, tanto en su construcción como remodelación, un distintivo de modernidad hasta el punto de convertirse en un símbolo representativo utilizado para una gran cantidad de asuntos de diversa índole: anuncios, películas, poesía, emblema de congresos, referencia a una época arquitectónica, etc.
             
La construcción del edificio Carrión supuso “la obra”, fue el único proyecto importante que se ejecutó en esa época en la capital. Debido a sus características, su situación y su contexto, se considera la primera de las grandes operaciones urbanísticas de Madrid en el siglo XX. Se emplearon tan sólo 30 meses (1931-1933) para llevar a cabo la construcción y es que los gremios y personas intervinientes se esmeraron especialmente en llevar a buen término el proyecto por su importancia.
             
El proyecto sobreelevaba las siete alturas habituales a los demás edificios de ambos tramos, otras siete alturas, pero en vez de proponer entonces un edificio de 14 alturas concibieron un gran torreón a modo de faro urbano capaz de servir de soporte a la publicidad luminosa que caracterizaría la imagen nocturna de la ciudad. De esa forma, se plantearon desde el principio que la característica del edificio no debía identificarse con su altura sino con los distintos tratamientos que reciben los cuerpos bajos del chaflán durante el día y soporte para la iluminación nocturna, no del edificio sino de la publicidad luminosa, que imitaba otros edificios de su época, como los de Piccadilly Circus o Times Square.
             
Por todo ello, recibió el Premio Ayuntamiento de Madrid en 1933 y la Medalla de Segunda Clase en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1934.
             
Durante la Guerra Civil Española y durante la defensa de Madrid su azotea fue empleada como observatorio avanzado.
             
Vincci Capitol 4*, un hotel de cine y mucho más
             
Toda una revolución en los años 30 por su estilo art déco, Vincci Capitol 4* conserva uno de los pocos patios racionalistas que quedan en Madrid. Por sus pasillos, se respira historia y se pueden ver los planos originales del edificio.
             
Es el único hotel que aloja en su parte inferior una sala de cine, y tiene comunicación con el mismo. Posee habitaciones temáticas donde las grandes figuras de todos los tiempos de la pantalla grande como Audrey Hepburn, Marilyn Monroe o Charles Chaplin, conviven con otros elementos de decoración.
             
El establecimiento cuenta dos terrazas, en la planta 7 y 9, con inmejorables vistas a la Gran Vía y al Madrid de los Austrias, y su Capitol Bar&Lounge, de estilo elegante, situado en el chaflán del edificio, que conserva la barra de bar original que se encontraba en el cine en el momento de su inauguración.
             
#BeCulturalVincci
             
En el Año Europeo del Patrimonio Cultural, Vincci Hoteles se ha adherido y se ha comprometido con esta iniciativa  establecida por el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea, con el objetivo de fomentar el intercambio y la valoración del patrimonio cultural de Europa, incidiendo en su historia y en los valores comunes del espacio común europeo.
             
Durante este año, la compañía ha identificado su amplio patrimonio cultural y ha organizado una serie de actividades dirigidas a facilitar el acceso y poner en valor el patrimonio de sus establecimientos en consonancia con los objetivos marcados por las principales entidades europeas. La cadena hotelera se ha sumado a esta iniciativa acercando el patrimonio cultural presente en sus establecimientos al público en general, englobado en distintas categorías: edificios históricos, patrimonio cultural como entorno y tradiciones.
Compártelo: